“Historia de la Academia Argentina de Farmacia y Bioquímica” – Enrique Iovine – Horacio Bartolome Rodriguez

21 septiembre, 2006

El Acad. Enrique Ióvine fue farmacéutico y bioquímico. Ha sido jefe de Laboratorio delos Hospitales Durand y Pirovano de Buenos Aires. Bioquímico Consultor del HospitalNaval Pedro Mallo de Buenos Aires. Profesor Asociado de la Cátedra de QuímicaBiológica Patológica de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad deBuenos Aires. Participó activamente en la Asociación Bioquímica Argentina y ColegioOficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal. Vicepresidente de laAcademia Argentina de Farmacia y Bioquímica.El Acad. Horacio B. Rodríguez fue farmacéutico y bioquímico. Ha sido jefe de Farmaciadel Hospital Español de Buenos Aires y del Hospital Regional de Puerto San Julián. Devasta trayectoria en farmacia oficinal, industria Farmacéutica y laboratorios debioquímica. Desempeñó un papel importante en la gestación del Colegio deFarmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal en 1961. Fue el primervicepresidente de la Academia Argentina de Farmacia y Bioquímica. Los autores realizan un estudio minucioso de las actividades de la Academia Argentinade Farmacia y Bioquímica.Se inicia la investigación en 1968 y culmina en el año 1999, cuando la Academiaadquiere su nacionalización.En la primera parte del trabajo, se hace una detallada reseña de los acontecimientosprevios a la creación de la Academia, partiendo de la institución madre que fue laAsociación Farmacéutica Bonaerense fundada en 1856. Siguiendo en 1935 con laAsociación Farmacéutica y Bioquímica Argentina y posterior Colegio de Farmacéuticosy Bioquímicos de la Capital Federal en 1962.La concepción y nacimiento de la Academia en 1968, tiene como misión congregar alos profesionales que cultivan las ciencias farmacéuticas y bioquímicas con el fin deintensificar su estudio y difusión, así como fomentar el progreso de la Farmacia y laBioquímica. Manteniendo la publicación de su órgano oficial ”La RevistaFarmacéutica”.En los distintos capítulos, hallamos la transcripción de las actas de cada asamblea consus participantes, organización y estructura, clasificación de sus miembros, seccionesde trabajo, períodos presidenciales, lugar de importancia que ocupa la institucióndentro del contexto mundial de Academias.Su primer boletín de carácter profesional, científico, “Acción farmacéutica yBioquímica” publicado en 1968 y dirigido por el Acad. Samuel Lamdan. La riqueza de contenidos de las editoriales expresa el pensamiento académico dedestacados profesores de la Facultad. Apellidos ilustres como Ióvine, Rodríguez,Lamdan, Mandrile, Iribarren, D´Aquino, entre otros, que enaltecen nuestro acervofarmacéutico y bioquímico.A través de sus páginas, vemos condensada la intensa actividad académica enreuniones científicas, simposios, cursos con sus programas respectivos y conferencias.Otorgamiento de premios a los mejores trabajos presentados cuyo nombre honran adestacados maestros. Apéndices, entre ellos, el conceptuoso trabajo realizado por elAcad. Juan Claudio Sanahuja sobre “Las Academias y el pluralismo de su misióncultural”.Culminando el texto con decretos, estatutos y reglamentos de la Academia (1969,1985y 1999).Esta obra es una fuente documental completa que nos permite rastrear las huellaspara llegar a nuestro pasado institucional. Fruto de las serias y precisas investigacionesrealizadas por sus autores. Sumando el mérito de haber sido primeros actores en elescenario de nuestra Academia en el periodo estudiado.Decían los historiadores Charles Langlois y Charles Seignobos “ La historia es la puestaen práctica de los documentos. Vestigios dejados por los pensamientos y los actos deantaño” y este libro cumple con dicha reflexión.Acad. Rafael Mora .

Leer más